Noticias Twitter

La encrucijada de Twitter: ¿renovarse o…?

Este año 2016 está suponiendo una auténtica revolución en el mundo de las redes sociales, como se ha podido observar en la aparición de nuevas redes sociales, llamadas a modificar el escenario actual, la absorción de redes sociales que han marcado una época como Linkedin, o la introducción de nuevas funcionalidades en las plataformas tradicionales, en respuesta a este nuevo escenario, cada vez más visual, vertiginoso y competitivo.

Pero la noticia de la semana y, sin ninguna duda, una de las más esperadas de los últimos meses en el ámbito profesional del universo social media, llegó el pasado lunes 19, con la confirmación de Twitter, a través del tweet que se recoge a continuación, de la exclusión definitiva de las imágenes, vídeos, gifs y encuestas en la contabilización de sus ya ‘míticos’ 140 caracteres.

Como ya anticipamos en este mismo blog a principios del mes de junio, Twitter necesitaba poner en marcha un golpe de efecto que le permitiese competir en igualdad de condiciones con el resto de redes sociales.

Desde la propia compañía habían comenzado a tomar conciencia de que, su paulatino descenso en el volumen de facturación y el número de usuarios activos, más allá de elementos externos como la presencia y molesta participación de los cada vez más numerosos ‘haters’ o la creciente saturación de los hashtags y su menor valor añadido dentro de la plataforma, se estaba debiendo principalmente a aquellas limitaciones autoimpuestas en sus principios fundacionales, que dificultaban su consideración como herramienta útil en el desarrollo de campañas de comunicación digital.

Como ya comentamos en nuestra anterior entrada, la decisión de no contabilizar estos elementos puede que no sea percibida en toda su dimensión por el usuario convencional, pero supone un impresionante alivio para el diseño de tweets enriquecidos por parte de aquellos perfiles que, como nosotros, se dedican profesionalmente al social media marketing.

Aunque parezca una cuestión baladí, disponer de 24 caracteres más en la redacción de un tweet supone una enorme ventaja, a veces imprescindible, a la hora de imprimir una mayor fuerza y sentido al mensaje que se quiere transmitir en el desarrollo de una campaña.

Además, es más que probable que esta reconsideración de los límites de Twitter no se quede ahí, ya que en los círculos más cercanos a esta red se ha confirmado que están realizando pruebas para la introducción de los siguientes cambios:

  • Dejar de contabilizar el nombre de usuario en las menciones a otros usuarios (@), aumentando así el número de caracteres disponibles para dicha respuesta.
  • No considerar tampoco los enlaces dentro de esta contabilización, lo que cerraría el círculo para poder crear tweets altamente enriquecidos y de gran calidad.

Asimismo, diversas fuentes afirman que Twitter podría llegar a plantearse la eliminación de las menciones a través de @, lo que obligaría a citar directamente el post al que deseamos responder, si bien este extremo aún no se ha confirmado.

A la espera de la puesta en práctica de estas últimas medidas, no cabe duda que la red del pajarito azul se ha decidido, por fin a fomentar todo lo posible el dialogo entre usuarios, sin que esto suponga dejar atrás aquellos elementos que la convirtieron, hace más de 10 años, en un referente de la comunicación a nivel global.

Solo queda por ver si todos estos pasos no son más que el principio de su absorción por parte de Google, noticia con la que nos hemos despertado hoy y sobre la que trataremos, sin falta, en nuestra próxima entrada.

Sobre el autor

Jose Martínez Valverde