Noticias Twitter

¿Por qué Twitter ha perdido usuarios en 2015?

twitter_caida
Escrito por Resti Valverde

2015 ha resultado ser un año fatídico para Twitter. A la incertidumbre de su cotización en el mercado bursátil y la huida de directivos se le ha unido una importante pérdida de usuarios, que le ha hecho retroceder hasta sus niveles de difusión en 2012.

Se nos hacía imposible imaginar que en un momento de crecimiento continuo y aparición de nuevas plataformas, una de las redes sociales más consolidadas pudiera tener problemas.  La ‘red social del pajarito celeste’ empezaba 2015 con 307 millones de seguidores y lo ha terminado con casi 2 millones menos, a pesar de que se esperaba un crecimiento aproximado de 3 millones de nuevos usuarios.

Causas por las que Twitter pierde usuarios

Si bien una vez que conoces Twitter resulta sencilla y bastante básica, hasta que los usuarios la descubren realmente se encuentran con una plataforma poco intuitiva y difícil de asimilar. La limitación de 140 caracteres tampoco ayuda y todo esto suele impedir que muchos usuarios acaben abandonándola después de darle una oportunidad.

Además, con el tiempo, muchos de sus usuarios activos han terminado por utilizarla de una forma frívola, usándola casi exclusivamente para seguir a famosos y estar informados de lo que hacen y lo que dicen en todo momento. Estos usuarios apenas aportan nada a Twitter pues no generan contenido ni tiene más interés que el famoso de turno.

A los problemas de Twitter relacionados con sus usuarios se les une la feroz competencia de Facebook, que además de contar con más seguidores, es percibida por los usuarios como una plataforma más intuitiva y con más posibilidades. La mayoría da las personas con presencia en redes sociales solo son activas en una plataforma y la red social de Mark Zuckerberg hace tiempo que ganó esa batalla.

Asimismo, en el supuesto caso de que un usuario decidiera utilizar otra red social al margen de Facebook, Twitter se encuentra con su segundo escollo, ya que el notable crecimiento de Instagram le ha asestado un duro golpe. Instagram es sensiblemente más moderna, mucho más visual y sobre todo, más adaptada a móviles, el dispositivo más utilizado por los usuarios a la hora de acceder a sus redes sociales.

No obstante, no todos sus problemas son achacables a la competencia o a los usuarios. En un momento en el que los contenidos se han convertido en uno de los pilares del marketing, las empresas buscan tráfico hacia sus web desde distintos lugares y Twitter no está cubriendo esa necesidad. A pesar de que las Twitter Cards, sobre las que profundizamos en una entrada anterior, han mejorado ligeramente los clics sobre las publicaciones, la plataforma del microblogging continúa generando muy poco tráfico hacia los sitios web corporativos y eso la convierte en una herramienta prescindible en cualquier estrategia de marketing.

Del mismo modo, Twitter tampoco ha sabido ofrecer una publicidad atractiva. Su coste y resultados en términos de eficacia publicitaria son infinitamente peores a los que ofrece Facebook, lo que implica que nuevamente pierda posiciones como instrumento para el desarrollo de una posible estrategia de marketing.

Todas estas causas parecen ser motivadas por una mala gestión desde las oficinas centrales de Twitter. Estancada y con falta de ideas, los últimos cambios suponen más una copia de la línea estratégica desarrollada por Facebook que una evolución en busca un fin concreto. En los últimos tiempos, Twitter ha tenido que lidiar con el cambio de su CEO y la marcha de numerosos trabajadores que eran un activo muy valioso para la compañía.

Por ello, la prometedora salida a bolsa que Twitter protagonizó en 2013 se ha ido tornando en rojo con el tiempo. Los numerosos altibajos que ha sufrido han dañado su imagen, junto a los mencionados errores estructurales, están lastrando su crecimiento y, lo que es más preocupante, comienzan a ofrecer síntomas de estancamiento.

¿Esto supone el principio del fin para Twitter? No necesariamente, en la medida en que sea capaz de evolucionar, manteniendo su exclusividad y consiguiendo estructurar un modelo de negocio que le permita monetizar los numerosos usuarios que aún tiene, esta red social seguirá teniendo un papel importante en la era de la comunicación.

Como en otros órdenes de la vida existe una selección natural, pero no creo que el pajarito celeste sea el próximo en extinguirse.

twitter_caida2

Sobre el autor

Resti Valverde

Dejar un comentario